Bienvenida

El Blog de Viajero en el Tiempo. Gracias por visitar este Humilde Blog. Si encontráis material protegido por derechos de autor o que no debe estar aquí, podéis contactar conmigo y a la mayor brevedad posible lo retiraré. Gracias.
gadgets para blogger

domingo, 26 de abril de 2020

Resumen de España y Europa en el Siglo XIX

ESPAÑA Y EUROPA EN EL SIGLO XIX

El siglo XIX. El Congreso de Viena

El siglo XIX Revoluciones 1848

El siglo XIX. Unificación de Alemania

El siglo XIX unificación italiana











Revoluciones
de 1820
Revoluciones
de 1830
Revoluciones
de 1848
Unificación alemana
Unificación italiana
Comuna de París
Contexto histórico
Tras el Congreso de Viena y la derrota de Napoleón.
Mayor extensión de la conciencia revolucionaria, desgaste de las instituciones de poder, deterioro  del sistema represivo de la restauración
Francia 1848:
Se inició en Francia y después se propagó por Europa. Es conocida con el nombre de Primavera de los pueblos.
En la segunda mitad del siglo XIX Prusia toma la dirección de la unidad Alemana.
En 1848 surgió la idea de la unificación de Italia, que partía del reino de Piamonte.
Paris 1871 se produce una insurrección obrera.
¿Qué se buscaba?
Acabar con las fronteras impuestas en el congreso de Viena y con sus ideas absolutistas.
La Burguesía con el apoyo del pueblo quiere instaurar la ideología liberal.
Nacionalismos.
Solucionar crisis económica y búsqueda
Derechos y libertades.
Unidad de Alemania.
Unificación Italiana.
El manifiesto de la comuna. Creación de un Estado Socialista
Protagonistas
Los protagonistas son los Estados donde estalla esta revolución:
España(Riego), algunos estados Alemanes, Italia, Francia, Rusia, etc.


Carlos X de Francia, Luis Felipe de Orleans, Leopoldo de Sajonia en Bélgica
Luis Felipe de Orleans, Liberares y los Socialista, que participan en un gobierno provisional en Francia.
Luis Napoleón Bonaparte.
Canciller Bismarck.
Víctor Manuel II,
Cavour
Republicanos y Socialistas de Varias tendencias.
¿Qué se consiguió?
Grecia se independizó del imperio Turco, independencia colonias Americanas.
Bélgica se independiza y la abdicación de Carlos X
En Francia se proclama la segunda república.
Unidad Alemana.
Unificación Italiana.
No consiguió nada, hubo muchas muertes.
Consecuencias
En la mayor parte los movimientos son aplastados por las fuerzas absolutista y solo en  Grecia tras una guerra que duró seis años consiguieron sus objetivos.
Solo tuvo consecuencias en Francia y en Bélgica, los demás movimientos revolucionarios fueron aplastados por los regímenes absolutistas
Aunque fue un fracaso supusieron el inicio de una progresiva democratización y la incorporación a la lucha política de la clase trabajadora.
Prusia elimina por la fuerza a Austria.
Varias Guerras con Austria y donde intervinieron Prusia y Francia.
La comuna de parís va a tener una enorme resonancia en el mundo.
   Esto es lo mejor que lo puedo resumir, pero pienso que se me queda muchas cosas en el tintero.





Saludos Viajero en el Tiempo



  




    

domingo, 19 de abril de 2020

Grandes Acontecimientos del siglo XIX


      El siglo XIX se inicia con una crisis generalizada en Europa, resultado de la descomposición de las estructuras sociales, políticas y económicas del Antiguo régimen, por los cambios económicos provocados por la revolución Francesa de 1789 y el imperio napoleónico.




      La revolución Francesa y sus realizaciones políticas servirán de bandera a todo el movimiento revolucionario burgués en la primera mitad de este siglo. Por otra parte, el imperialismo napoleónico despertará la conciencia nacional dormida en diferentes pueblos Europeos.
      Después de la derrota napoleónica se reunieron en Viena los representantes de casi todos los Estados europeos para realizar una reorganización territorial de Europa y repartir las zonas de influencia entre las potencias vencedoras.
      El congreso de Viena, sentó las bases territoriales y políticas de la restauración Europea.     


      Las grandes potencias Europeas: Austria, Prusia, Gran Bretaña y Rusia, tomaron decisiones e impusieron sus criterios a resto de los países. Aunque era una nación derrotada, la nueva Francia fue admitida entre los grandes en el nuevo concierto Europeo. Estas potencias Europeas reordenaron las fronteras pensando en su propio provecho, sin tener en cuenta las aspiraciones nacionales de muchos pueblos en Europa. El congreso de Viena quiso equilibrar las fuerzas de las grandes potencias mediante un repartimiento igualitario de los restos del imperio Napoleónico.
      Principios teóricos del Congreso de Viena:
El principio de legitimidad del absolutismo. (Desautorizar las monarquías creadas por Napoleón, negar la soberanía nacional y el principio de constitucionalidad).
El principio de equilibrio Europeo. (A causa del temor que surgiera una potencia con pretensiones de conquistar Europa, como había hecho Napoleón, se propone la tesis del equilibrio entre las potencias para mantener la paz).
El principio de intervención. (La Santa Alianza, para intervenir en cualquier país en el que brotaran amenazas revolucionarias).

      Europa se debatía entre una infraestructura económica y social cada vez más transformada por los progresos de la revolución industrial, con un capitalismo creciente y una superestructura político-jurídica que se aferra desesperadamente al pasado, al modelo feudal absolutista del Antiguo régimen. Se buscaba acomodar el modelo político del Estado al predominio de las actividades económicas controladas por la burguesía, es decir, revolución que implantara el Estado liberal. Esta revolución adquiere en casos concretos un sentido nacional, cuando se trata es de lograr que coincidan las fronteras de la comunidad histórica con las del Estado.
      El movimiento cultural y filosófico de la ilustración del siglo XVIII había sentado las bases teóricas de las transformaciones que tendrán lugar en Europa en el siglo XIX. El liberalismo, teoría política de la burguesía en el siglo XIX, tiene como antecedentes teóricos al filósofo inglés Locke (1632-1704), que se opone al absolutismo, defendiendo formas de gobierno basadas en la voluntad de la mayoría, igualdad ante la ley y un derecho natural racionalista que defendía las libertades individuales.
      El liberalismo es la base ideológica en que se fundamentaron los cambios efectuados por la revolución burguesa. Tuvo especial importancia en la política y en la economía.
      La ideología del liberalismo, tanto política como económica, favorece el proceso de industrialización de las naciones, la creación de mercados mundiales, la acumulación de capitales y el surgimiento de empresas gigantescas. Pero al mismo tiempo, considera que los derechos del individuo vienen determinados por su riqueza, no por su nacimiento como en el Antiguo Régimen. Esto lleva a una sociedad de clases que exige un nivel de fortuna o de educación para la práctica del sufragio. En teoría, es más justo este régimen que el antiguo, ya que todos los individuos tienen posibilidades de enriquecerse, aunque en la práctica no fuera así.
      El liberalismo, filosofía que es conveniente no confundir con la democracia, es una posición política más radical que cobrará fuerza en los años anteriores a la revolución de 1848, se expande por Francia, Bélgica, España, Alemania, Italia, etc.
      Los primeros movimientos revolucionarios se producen en 1820 y afectan a varias regiones Europeas. Se inician en algunos Estados Alemanes (1820); se propagan a España (golpe de Riego, 1820); Italia, Nápoles (1820), Piamonte (1821); Francia (1821-1822); Rusia (1825); etc. En todos los lugares los movimientos revolucionarios son reprimidos por las fuerzas Absolutistas. Sólo en Grecia, cuyo levantamiento busca la independencia nacional frente al imperio Turco, logra su objetivo tras una larga guerra, 1820-1826, en la que los nacionalistas Griegos cuentan con el apoyo moral y material de los países interesados en debilitar al imperio Otomano.  Empiezan la independencia de las colonias de España y Portugal.

      Los primeros años 30 presencia otra serie de revueltas, esta vez con más éxito debido a varios factores: Mayor extensión de la conciencia revolucionaria, desgaste de las instituciones de poder, deterioro del sistema represivo de la restauración, apoyo de las masas populares a los levantamientos. La revolución triunfa en los países del Oeste cuyo desarrollo industrial está más avanzado y en los que existe una mayor población obrera. En cambio fracasa en la Europa del este, donde las estructuras económico-sociales son más tradicionales.
      En julio de 1830 en Francia, tras la decisión del rey Carlos X de enfrentarse a una cámara de predominio liberal, las masas de Paris ocupan las calles y levantan barricadas pidiendo la abdicación del monarca, el ejercito hace causa común con los manifestantes y al rey no le queda más remedio que abdicar, la gran burguesía aprovecha la ocasión para coronar a Luis Felipe de Orleans y establecer un régimen liberal(monarquía parlamentaria, régimen de libertades y sufragio censitario, es decir voto para los propietarios).
      En Bélgica la revolución tiene un carácter esencialmente nacional, el congreso de Viena, los había obligados a integrarse en el reino de los Países Bajos, y muy conscientes de su nacionalidad distinta a la de los Holandeses, buscan la constitución de un Estado independiente. El levantamiento se inicia en Bruselas en 1830 y recibe el apoyo de Inglaterra y Francia. Al año siguiente el nuevo Estado elige como rey al candidato presentado por Gran Bretaña (Leopoldo de Sajonia).
      En el año 1833 en España y 1834 en Portugal, se establecerán regímenes liberales.
      Si bien estas revoluciones triunfaron en sus intentos, en muchos otros países fracasaron. En Italia en 1831 se suceden los levantamientos en Parma, en Módena y en la Romana. Fueron sofocados por la intervención Austríaca.
      En Polonia en 1830-1831 el levantamiento independentista es reprimido por las tropas Rusas.
      En Alemania se producen varias revueltas contra los soberanos y a favor de las constituciones liberales, así como la reunificación. Pero éstas solo obtendrá la unión aduanera de varios estados del norte, bajo la presidencia de Prusia.
      Nuevamente en 1848 la oleada revolucionaria se abate sobre Europa: En Francia las fuerzas del orden se niegan a disparar contra las masas, lo que supone la abdicación de Luis Felipe, dando paso a la proclamación de la república y la constitución de un gobierno provisional con la participación de los Socialistas. Tanto en el imperio de Austria, como en Alemania e Italia, la revolución liberal democrática se desdobla en revoluciones nacionalistas.
      Las causas de la exaltación del nacionalismo en el siglo XIX y los intentos de constituir estados independientes sobre una base nacional, obedecen a una serie de circunstancias nacidas de las revoluciones económico-socialistas y políticas del siglo: Se tiende a la constitución de economías y mercados de marco nacional, nacionalismo ligado al sentimiento revolucionario (libertad del pueblo), espíritu romántico( exaltación de los sentimientos patrióticos a través de manifestaciones de la cultura).
      En la segunda mitad del siglo se realizan las uniones de Alemania e Italia. Prusia toma la dirección de la unidad Alemana, crea primero una infraestructura económica con la unión aduanera y luego elimina por la fuerza a Austria. Figura importantísima en el proceso unificado de Alemania fue el canciller Bismarck.
      En Italia la dinastía Saboya explota hábilmente los antagonismos internacionales y consigue la unidad, siendo proclamado rey de Italia Victo Manuel II, rey de Piamonte. Artífice principal de esta unificación fue el ministro Víctor Manuel, Cavour.

Análisis de acontecimientos paralelos a lo que ya he relatado:
      La aparición del proletariado, su rápido crecimiento y su transformación como clase, son una de las características esenciales del siglo XIX.
      La miseria obrera se convierte en el centro de una nueva conflictividad social.
      La defensa de los derechos de los trabajadores y la aparición de doctrinas que criticaban las sociedades capitalistas hicieron temblar los principios de liberalismo, sólidamente implantados hasta ese momento.
      Los socialistas utópicos fueron los primeros que cuestionaron el sistema liberal-capitalista. En un primer momento, la burguesía y el estado se negaron a aceptar las reivindicaciones del proletariado y su derecho a tener un papel dentro de la vida social y política. Pero lentamente, las organizaciones obreras, los sindicatos, y las nuevas ideas sociales (marxismo y el anarquismo) se fueron extendiendo.
Reflexión:
      Los logros para mí más importantes es la desaparición de las dictaduras absolutistas y la independencia de Estados duramente reprimidos en el pasado por potencias Extranjeras. Aunque desaparecieron los regímenes absolutistas, apareció la dictadura de la burguesía, pero estos regímenes a su vez hicieron que aparecieran los movimientos obreros que lograrían cosas importantes para la época actual. El ser humano es egoísta, y las revoluciones burguesas solo querían beneficio para ellos, sin pensar en el resto de pueblo.
 Sobre la independencia de algunos estados me parece muy bien por el hecho de que había que defender la cultura y tradición de algunos pueblos que anteriormente habían sido reprimidos por potencias extranjeras. Creo que cuando un pueblo es invadido por otro más fuerte, éste quiere imponer su cultura y su lengua, y por lo tanto ocasiona una humillación muy importante.
      Creo que gracias a todas estas revoluciones,  gozamos con la libertad de hoy en día en muchos estados, con el condicionante del dichoso capitalismo salvaje, herencia de la burguesía, pero  la clase obrera disfruta también de derechos que se han conseguido en este siglo tan turbulento.
      Aunque hoy en día hay mucho que hacer con respecto a los derechos individuales en todo el mundo, este siglo XIX ha aportado bastante en ese sentido.

Un Saludo de Viajero en el Tiempo.


domingo, 12 de abril de 2020

El Siglo I a.C.

      El siglo I a.C es una de las centurias más apasionantes de toda la epopeya humana. En este periodo, la toda poderosa República romana, abandonó sus formas republicanas, para asumir la intitulación imperial. Este siglo del que hablo, es el siglo de Sila, de Mario, de Cinna, de Pompeyo, etc., también fue el siglo de los triunviratos, las Guerras sociales, la convulsiones políticas, las revueltas de esclavos. Hay que recordar la rebelión de Espartaco, que tuvo que luchar, contra el poder opresivo de Roma.
      La República se expandía por todo el mundo conocido, y las legiones, eran sin duda alguna, la mejor herramienta del Estado romano. Los legionarios luchaban en una y otra orilla del Mare Nostrum, mientras que Hispania, se convertía en la ansiada perla a conservar, por parte de la república romana.
      A Roma no le faltaron gentes que se declararon rebeldes, a su opresivo poder, hubo gente que se sublevaron, que dijeron que no. Como he dicho anteriormente tenemos las sublevación de los esclavos.

     En ese siglo I a. C.  Roma se veía agitada por las convulsiones internas, luchas fratricidas, Las llamadas Guerras sociales que devastaban el territorio romano

     En enero del año 81 a. C. Sila entró a sangre y fuego en Roma. Esta entrada sangrienta de Sila en Roma, constituye uno de los momentos más vergonzosos de toda la Historia romana. Este asesino mató a muchos opositores de la facción de los llamados Populares, él era un Optimate.  Sila se convirtió en dictador, capaz de aniquilar cualquier voz discordante. Sila destituye a todos los cargos populares.
     Julio césar, que en aquella época era muy joven, tiene que huir de Roma, porque él también pertenece a la facción de los populares. cuenta la leyenda que Sila, al perdonarle la vida, llegó a decir que en César había muchos "marios". Mario era un opositor a Sila, este hombre fue siete veces Cónsul de Roma, un personaje muy carismático, y también de la facción de los populares en este siglo convulso de la Historia de la República romana.

      Como he dicho antes, hubo opositores al poder de Roma y uno de ellos fue Quinto Sertorio, del que habla Plutarco:
      Quinto Sertorio fue perseguido por Sila. Este personaje encontró refugio en Hispania, donde fue acogido por los Lusitanos. Durante ocho años puso en Jaque al poder de la República romana. Fue traicionado por los que le rodeaban y asesinado en un banquete. Plutarco nos deja estas noticias sobre Quinto en sus Vidas Paralelas.
Este grabado del siglo XIX recrea la escena de la muerte de Quinto Sertorio, en un banquete al que fue invitado por algunos correligionarios para celebrar una supuesta victoria sobre sus rivales.

MARY EVANS / ACI .
Este grabado del siglo XIX recrea la escena de la muerte de Quinto Sertorio, en un banquete al que fue invitado por algunos correligionarios para celebrar una supuesta victoria sobre sus rivales.

Un Saludo de Viajero en el Tiempo.

domingo, 5 de abril de 2020

Los Reinos de Taifa, Almorávides, Almohades y Cristianos.

       La Conquista Musulmana y la Reconquista Cristiana:

La Reconquista de la Península Ibérica
La Reconquista de la Península Ibérica

       En el Siglo VIII, tendrá lugar uno de los hechos más determinantes para la Historia de la Península Ibérica, la Invasión musulmana. En el año 711, los musulmanes se apoderan de un reino Visigodo debilitado por las luchas internas.
      La Península Ibérica se convierte, a partir de entonces en Al-Ándalus, una parte más del imperio creado por Mahoma cien años antes.
   
      A lo largo de los ochos siglos,  de ocupación musulmana, de la península Ibérica, Al-Ándalus se convertirá en una zona de intercambio de culturas, habrá mestizaje y será el puente, a través del cual,  llegará a Europa, la herencia del saber del mundo clásico.
   
      Durante el siglo XXI el Califato de Córdoba se desintegra en numerosos reinos, llamados De Taifas. Galicia, León, Castilla, Navarra y Aragón se organizan como reinos, mientras que en Cataluña evoluciona los Condados catalanes, La división musulmana favorece las incursiones leonesas, castellanas y aragonesas, en un avance demoledor. La debilidad de los Reinos de Taifas y la presión de los ejércitos cristianos, tuvo como consecuencia, la llamada de auxilio a la dinastía africana de los Almorávides, y estos consiguen en el año 1086, en Sarajas, frenar la expansión cristiana.
      Los Almorávides controlarán Al-Ándalus cerca de 100 años, pero su poder acabará por debilitarse, lo que es aprovechado por los reinos cristianos para volver al ataque.
      Los aragoneses ocupan el valle del Río Ebro, castellanos y leoneses toman la cuenca del Río Tajo, mientras que los portugueses gana Lisboa. La presión de de los cristianos motivará de nuevo la entrada de otro pueblo musulmán procedente de África, los Almohades, que sustituirán en el gobierno de Al-Ándalus a los Almorávides. El gran enfrentamiento entre Cristianos y Almohades se producirá en Alarcos, donde el Rey castellano Alfonso VIII, será derrotado,  y como consecuencia de esta derrota, las fronteras volvieron a las riveras del Tajo, formando los musulmanes un frente homogéneo, desde Portugal a Cataluña, a lo largo de los Ríos Tajo, Guadiana y el Ebro.
      En estos vídeos resumo la conquista musulmana y el inicio de la reconquista, que concluirá  en el año 1492:

     

 Un Saludo de Viajero en el Tiempo